HISTORIA DE LA CAPILLA

La capilla de Aké se levanta sobre una pirámide maya.

En esta capilla se celebra la tradición del Cristo Negro cada Sábado Santo, la cual tiene más de 137 años.

Todos los sábados de gloria de la semana santa, la capilla es visitada por  más de dos mil personas del pueblo de Cacalchén, quienes van a buscar al Cristo Negro para honrarlo con oraciones que cumplen una tradición que narra que años atrás se llenó de muerte y enfermedades al pueblo de cacalchén y se oró al Cristo negro para liberarlos de estos males. Así es como nace esta tradición.

Fondo-Ruinas-de-Ake